Quizás el término SEO sea uno de los que más escuchas a lo largo del día. Y sí, es básico e imprescindible, sea cual sea el propósito de tu marca.
Pero calma, el SEO no tiene por qué atragantarse. Tan sólo hace falta seguir unos pasos necesarios para que tu contenido esté optimizado correctamente.

[bctt tweet=»El SEO no tiene por qué atragantarse» username=»wearecursiva»]

Lo que debes hacer y, como ya te hemos comentando en el post guía para crear contenido que aporte valor a tu marca, lo primero que debes tener en mente es que escribes para personas. Intenta ser creativo, aporta valor, ponte en el lugar de quien te lee y ten como propósito que la experiencia de tu usuario sea la mejor.

No olvides que Google manda y el contenido que mejor responda a la pregunta de cualquier usuario en el buscador, resultará premiada. Así cuando se habla de SEO, las famosas palabras claves o keywords, salen a la luz. Éstas son vitales para vertebrar tu contenido futuro.

Para tratar con ellas es necesaria un perspectiva analítica y hacer un ejercicio de imaginación enumerando aquellas palabras claves por las que un potencial usuario puede buscar tu servicio o producto. No seas demasiado técnico e intenta tener todas las opciones contempladas.

Pero, ¿por dónde empezamos? Ten en cuenta que vamos a necesitar algunas herramientas para realizar esta selección correctamente. Existen muchas opciones, aquí te mencionamos algunas de ellas:

Investiga y selecciona con el Planificador de Google

El planificador de palabras clave de Google* o, lo que es lo mismo, Keyword Planner, es una herramienta de gran utilidad para generar palabras clave nuevas, estimar el volumen de búsquedas o del tráfico de los anuncios publicitarios (clics) o para conocer el coste de las palabras clave seleccionadas. Es muy útil desde el punto de vista SEO, tanto para selección como para la investigación de nuestras posibles keywords. Además, esta herramienta proporciona sugerencias de palabras clave relacionadas con sus volúmenes de búsqueda correspondientes.

Utiliza lo que Google pone a tu alcance

Google Trends y Suggest o las palabras relacionadas de Google pueden arrojar luz en tu búsqueda. Utilizalas y afina así el resultado de tu mejor shortlist

Otras herramientas comerciales que se basan igualmente en datos proporcionados por Google, y que no son cien por cien gratuitas, son SEMrush, Sistrix o Wordtracker. Hay que destacar que tienen interesantes y valiosísimas funcionalidades como el análisis de las keywords de la competencia.

Más que palabras, crea conceptos

En un mundo en constante movimiento como es el del SEO, no nos podemos ceñir simplemente a aplicar estas palabras en nuestro contenido. En la actualidad, más que la optimización de las keyword de manera individual para cada página, lo que cuenta es el uso de un conjunto de palabras clave y conceptos relacionados entre sí para cada página o grupo de páginas.

Por lo que si te encuentras en pleno torbellino de la creación de tu web, ten en cuenta este principio a la hora de coordinar y crear tus contenidos.

No olvides las URL’s, son vitales

Si existe un decálogo para el SEO, las URL serían protagonistas principales. Además de ser amigables o friendly, deben estar optimizadas para la palabra clave relacionado con el contenido. Olvídate de conjunciones y preposiciones, e intenta ser directo y conciso.

Busca la efectividad en el título

El buen titular en un periódico es el que lo vende. Sé creativo e intenta distinguirte. Hoy casi todo está escrito por lo que es frecuente que contenidos con alta competencia lo tengan complicado para hacerse visibles. Así, si consiguen ser efectivos y aportar valor, se posicionarán casa por arte de magia sin que sus títulos contengan la palabra clave.